Search
  • A. Jorge Aguilera López

Sobre el Mediterráneo, Cataluña, Cervantes, galeras y piratas (1/2)


La Batalla de Lepanto, artista desconocido [National Maritime Museum, Greenwich, Londres].


El Mediterráneo de la Edad Moderna fue un mar de galeras. A partir del siglo XVI en cada extremo del Mediterráneo se forman dos imperios opuestos y enfrentados: la Monarquía hispánica y el Imperio otomano. Ambos intentarán hacerse con el control del antiguo Mare nostrum, empleando para ello enormes armadas de galeras. La galera era un buque impulsado principalmente a remo, de antiguo origen pero que sabrá adaptarse rápidamente a las necesidades de la «revolución militar», cambiando su diseño e incorporando la novedosa artillería. Simultáneamente a esa guerra frontal entre esos dos imperios, hubo una guerra permanente, de desgaste, mucho más efectiva y dañina. Esa otra guerra paralela a pequeña escala era la efectuada por los corsarios y piratas, tanto musulmanes como cristianos, que atacaban las costas y el comercio de sus opuestos.


En esta guerra de desgaste, el desorganizado norte de África se mostró mucho más efectivo que los territorios cristianos. Desde diferentes enclaves en la costa de Berbería, como Argel, Túnez o Trípoli, las diferentes ciudades-estado piratas (la mayoría vasallas del sultán turco), regidas por afamados y temidos señores como Barbarroja o Dragut. Desde ellas lanzaban continuamente sus ataques empleando galeras, galeotas y fustas contra el Mediterráneo cristiano. Las actuales ciudades y enclaves españoles en el norte de África como Ceuta, Melilla o El Peñón de los Vélez, son reminiscencias de ese pasado. Hubo muchos de estos enclaves o «presidios» y su función era la de actuar como primera línea de defensa o escudos defensivos contra el corso.


Vista de Bizerta (en Túnez), 1613. Conquistada en 1535 por Carlos V, recuperada por los otomanos en 1574. Se convirtió desde entonces en una base corsaria. [Archivo General de Simancas]


Cataluña no se libró de esta guerra. La documentación nos revela numerosísimos ataques de este tipo. Estos son solo algunos ejemplos para ilustrar la situación. Así el 13 de junio de 1527:

En la matinada arribaren disset fustes de moros (...) davant Badalona, a on mataren quatre homes i s'emportaren passades vint-i-cinc ànimes. I el senyor virrei amb molta gent (...) anaren fins a Besòs, emperò los moros ja eren tornats i embarcats en les galeres i fustes i, essent dins aquelles, tiraren molts tirs d'artilleria (...) i passaren totes disset davant Barcelona sense contradicció alguna.

O en 1553:

Habemos visto estos días quemar los turcos a las villas de Palamós y Pineda y Malgrat y otras. Y están hoy en día muchas ánimas en poder de los enemigos de nuestra fe.

O el 25 de junio de 1564:

Aquest dia a la matinada vingueren setze galiotes de moros i desembarcaren al cap de Besòs i corregueren fins a Sant Adrià i algunes cases de Badalona i cremaren part de la d'en Alzina de Badalona i part de la casa de mossèn Setantí (...) i s'emportaren tres-cents cinquanta-cinc moltons dels corrals dels carnissers de la ciutat i no capturaren sinó una dona i dos minyons i mataren alguns mossos, i aprés es partiren del cap de Besòs i passaren al cap de Llobregat i estigueren allí fins a la vesprada.

O el 27 de junio de 1595, cuando los municipios de Reus, Vilaseca, Masricart y La Canonja pedían ayuda a los diputados del General:

Fa molts anys que [estas universidades] pateixen grans vexacions i danys dels moros, turcs i corsaris (...), així en la mar com en la terra, i ens roben i captiven d’ordinari i fan altres danys enormes (...) i així està avui la major part d’aquella terra erma o mal cultivada.

Robert C. Davis en su Christian Slaves, Muslim Masters: White Slavery in the Mediterranean, the Barbary Coast and Italy, 1500-1800, calcula –extrapolando datos–, que entre 1 y 1,25 millones de cristianos fueron esclavizados entre 1530 y 1780. A los que habría que sumar todos los fallecidos o los que acabaron renegando de la fe (pasando a ser piratas). Había un gran negocio en torno a los cautivos. No solo por la compra-venta de esclavos, sino porque había organizaciones religiosas como la Orden Trinitaria o la Orden de la Merced, que se dedicaban activamente a conseguir las sumas de dineros que pedían los captores y a viajar a Berbería para comprar la libertad de esos presos.


Prisioneros cristianos vendidos como esclavos en una plaza de Argel, Jan Luyken, 1684 [Rijksmuseum]


Ese fue el caso del famosísimo escritor Miguel de Cervantes. Después de haber servido como soldado en Italia durante unos años y haber combatido en las galeras contra el Imperio otomano, cuando regresaba a España a bordo de la galera Sol en 1575, fue capturado junto a su hermano Rodrigo y muchos otros en la Costa Brava (entre Cadaqués y Palamós) por el pirata renegado albanés Mami Arnaute. Cervantes fue llevado a Argel. Al ver las varias recomendaciones que portaba, escritas a su favor por sus buenos servicios por diferentes generales, sus captores consideraron que se trataba de una persona importante y por ello pidieron un enorme rescate por él. Sus familiares fueron incapaces de reunir la cantidad solicitada y es por ello que acabó pasando cinco años en Argel, que resultaron una gran influencia para su posterior obra. Cervantes intentó fugarse sin éxito en diferentes ocasiones. Finalmente fue rescatado por los padres trinitarios en 1580, después de reunir in extremis el dinero que pedían sus captores, puesto que Cervantes ya estaba encadenado a una galera que ponía rumbo a Estambul.


En esta cueva se refugió Cervantes en 1577 en uno de sus intentos de fuga. Hoy en día es una pequeña atracción turísitca [El País].


No es de extrañar que cada victoria contra los musulmanes se celebrara efusivamente por toda la Cristiandad, especialmente en las zonas donde más padecían esta guerra. El 8 de septiembre de 1566, justo al año siguiente del exitoso socorro de Malta en Barcelona se realizó una procesión conmemorándolo:

En aquest dia se féu processió en la església de Sant Joan de la present ciutat, i solemne ofici i sermó (...). E tota aquesta festa se féu en memòria que lo any passat, tal dia com avui don García [de Toledo], capità general de la armada del nostre Rei i Senyor, socorregué la illa de Malta ab molta gent que hi aportà i lo camp y armada del Turc se alçà i se llevà, i en commemoració de tan gran benefici com Nostre Senyor los féu tal dia, lo Gran Mestre ha ordenat que quiscun any tal dia com avui se faci processó i solemne ofici i sermó per les cases de llur orde, faent gràcies a Nostre Senyor de la gran mercè los féu en semblant dia, i que els vulgui mantenir dita Religió [Orden de Malta] que es pot dir [que son] la clau de la Cristiandat.

Para saber más:


  • Braudel, Fernand. The Mediterranean and the Mediterranean World in the Age of Philip II (2 Vol.). México y Madrid: Fondo de Cultura Económica, 1973.

  • Davis, Robert C. Christian Slaves, Muslim Masters: White Slavery in the Mediterranean, the Barbary Coast and Italy, 1500-1800. Nueva York: Palgrave Macmillan, 2003.

  • Aguilera López, A. Jorge (2020) "Sobre el Mediterráneo, Cataluña, Cervantes, galeras y piratas (1/2)", en Remando por la Historia [online].

Follow me!

  • Facebook icono social
  • Twitter
  • Academia.edu
  • LinkedIn
  • Instagram

© 2020 by A. Jorge Aguilera López