Search
  • A. Jorge Aguilera López

El conquistador griego Alejandro Maurocéfalo


AGI, Filipinas, 339, lib. 2. ff. 46r - 48r


Por la presente doy y señalo y concedo a vos, el dicho Alejandro Maurocéfalo, un escudo de armas: el campo azul y en él una nave de oro con sus velas de plata y en la punta del escudo unas olas del mar de plata y azul; y la cabeza del escudo, que es la tercia parte de él, el campo colorado, y en él un brazo armado de plata con una espada en la mano, la hoja de plata y la guarnición de oro (…). Para que lo tengáis por vuestras armas conocidas, y lo mismo vuestros hijos y descendientes.

La imagen y cita corresponden a un documento fechado en Madrid el 14 de febrero de 1594, donde el rey Philip II concede ese escudo de armas a Alejandro Maurocéfalo nacido alrededor de 1524 en Patras, ciudad ubicada en el Peloponeso (Grecia). ¿Por qué el rey no solo ennobleció, sino también le otorgó una “pensión” mensual al mentado Maurocéfalo? El mismo documento (de seis páginas de extensión) nos lo relata. Os hago un resumen:


Entró al servició del rey alrededor de 1554 y participó en diferentes expediciones en las Indias Occidentales, participando entre otras cosas en la fundación de San Agustín (Florida) en 1565 (la ciudad más antigua de los actuales EUA). Pasó y sirvió en Cuba y en Nueva España y luego acompañó a Legazpi en la conquista de Filipinas (1568). «Allá acaudillando veinticinco soldados, y fuisteis de los primeros que pusieron los pies en aquellas nuevas tierras». Luchó contra los portugueses en la isla de Cebú, donde además capturó al régulo nativo de esa isla. «Navegando por aquellos mares, rendisteis (…) una nave de chinos y fuisteis uno de los capitanes que ayudaron a ganar las primeras fuerzas del Reino de Brunei» (1578).[1] Después de sus aventuras por el sudeste asiático, regresó a México. Tiempo después, decidió volver a Grecia, más concretamente a la isla de Zakynthos donde su familia se había instalado. Allí se casó y se quedó una temporada, reincorporándose más tarde al servicio activo del rey. Es por todo ello que tanto el Consejo de Indias como Felipe II decidieron conveniente otorgar el escudo y la pensión que solicitó Maurocéfalo.


De todas maneras, las aventuras de este conquistador griego no acabaron aquí. Gracias a Floristán Imízcoz, sabemos que estuvo sirviendo en Sicilia, yendo de vez en cuando a Zakynthos para ver a su familia (informando desde allí sobre los movimientos y preparativos de la armada turca). Fue a la corte del rey Felipe III (1602) donde solicitó y se le concedió el título de “Don”, el cual se le concedió para él y todos sus descendientes legítimos. Aparentemente murió de peste en Zakynthos en el 1617 (tenía cerca de 93 años).[2] En fin, una vida bastante épica y merecedora de una buena superproducción hollywoodiense.



[1] Si quieres saber más sobre este episodio: https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Castilla_(Borneo) [2] Floristán Imízcoz, J. M. (2015) “Alejandro Maurocéfalo, conquistador en Florida y Filipinas: privilegios concedidos por Felipe II (14.II.1594) y Felipe III (8.III.1603)”, en Ángel y Espinós, Floristán Imízcoz, García Romero, López Salvá (eds.), Ὑγίεια καὶ γέλως. Homenaje a Ignacio Rodríguez Alfageme, pp. 253-263. Floristán Imízcoz es professor de Griego Clásico en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y experto en Hellenismo durante la Turcocracia. Os recomiendo leer sus trabajos a través de su perfil en Academia.


Tags: #Grecia #Florida #Filipinas #Asia #América #conquistador #FelipeII #XVI

  • Aguilera López, A. J. (2020) "El conquistador griego Alejandro Maurocéfalo", en Remando por la Historia [online].

7 views

Follow me!

  • Facebook icono social
  • Twitter
  • Academia.edu
  • LinkedIn
  • Instagram

© 2020 by A. Jorge Aguilera López